Search

Loading...

Thursday, 23 April 2015

Extranjero por saber euskera

Artículo publicado Diario de Noticias de Álava (23/04/2015). Clic aquí para leer el texto en el periódico.

Los mandatarios del PP alavés Javier de Andrés y José Ignacio Oyarzábal, diputado general y secretario de derechos y libertades del partido, respectivamente, se han juntado para hablar de las discriminaciones de guipuzcoanos y vizcaínos contra la hermana fea -o patatera- que es Álava. Soy guipuzcoano de origen, llevo 10 años viviendo armónicamente en Vitoria y nunca me he sentido más extraño en Euskadi -porque Álava es Euskadi- que desde que el PP llegó al poder. Más desde que dicen que por la oficialidad del euskera se limitan puestos de trabajo a los alaveses en pro de los conquistadores bizkaitarras y giputxis. Todo ello condensado en un discurso del insulto, diciendo que la promoción del vascuence ha favorecido al tándem Batasuna-ETA. Con todo, están diciendo que la gente como yo es forastera aquí, como los son los famosos inmigrantes marroquíes de Javier Maroto, que Álava no es euskaldun y en breve acabarán diciendo -como aquel Pablo Mosquera- que ni es vasca.

Viven de meterse con los nacionalistas porque hace más de un siglo su creador llamaba maquetos a los españoles que llegaban a Vasconia, y hoy el PP llama morralla a los euskaldunes de Álava. Y siguen despreciando el euskera, que es, según la Unesco, patrimonio de toda la humanidad... menos de Álava.

¿Van a limitar también las ayudas sociales a los que no tenemos 8 apellidos alaveses? ¿Van a crear una plataforma de tipo Ayudas + Justas para racionalizar el uso del euskera? Ya puestos, les sugiero que pongan, imitando el antiguo sistema foral, unas cuantas aduanas en los contornos de la provincia, con control de extranjería por los Miñones con el lema Justicia contra los malhechores y que sólo vizcaínos, guipuzcoanos y marroquíes paguen aranceles para acceder a su paraíso foral.

Con estas actitudes, junto a su oposición a la interculturalidad, al desprecio de lo diferente y la corrupción de su partido, hacen de los integrantes del PP alavés unos pueriles hijos del complejo, del cabilismo caciquil y canovista. Lo único que desean y esperan de Álava es utilizarla para crear su propio búnquer medievalesco en una provincia que, por suerte, va a abriendo los ojos. Espero que en estas próximas elecciones Álava sepa estar a la altura de las circunstancias y que el PP entienda lo que es tener que respetar al diferente para hacer de donde gobiernan un lugar rico, plural y con vistas al futuro.

No comments:

Post a Comment